Reflexión: Cuando cambias tu forma de ver las cosas, las cosas que ves cambian de forma.

mano

Cuando algo no nos encaja solemos esperar que la situación o el otro cambien. En definitiva que algo exterior a ti cambie o mejore hasta que te logre encajar …“!es que me pones de los nervios, no sigas hablando!” ó “!hoy que llego tarde un minuto y cierran la puerta puntualmente, desde luego! … quizás estéis pensando que sucede especialmente con las parejas pero sucede en todos los ámbitos de la vida ya sean cosas, situaciones, etc …

Un ejemplo gráfico. Señala con tu dedo algo o alguien, por ejemplo imagina al causante de alguno de tus males delante de ti, levanta tu brazo y señálalo. ¿Te has dado cuenta de que un dedo lo señala a él/ella y que otros tres dedos te señalan a ti?… le harás caso a esos tres dedos?… claro, es mucho más sencillo hacer cambiar al otro que cambiar yo. Incluso mi mente redacta elaboradas razones que “me dan la razón y piden el cambio del otro”…que curiosa la mente cuando “te protege”…

Otro ejemplo, más revelador. Si, justo antes de salir de casa, se te cayeran las llaves al suelo, es de noche  y la luz de la casa estuviese apagada, porque ya ibas a salir. farola casa¿Irías fuera a la calle donde hay luz (tu solución) de las farolas a buscar las llaves? o ¿encenderías la luz interior de tu casa y buscarías las llaves allí mismo?. Entonces ¿por qué cuando tenemos un problema dentro salimos fuera a buscar la luz y ver, a buscar la solución?…si tu problema esta dentro tu solución también!, no justifiques, culpes, excuses u obvies. Busca la solución en tí, asume “tu mitad” por hacer en este asunto y llévala a cabo.

Para un segundo en este tipo de situaciones y auto-obsérvate, cambia tu forma de ver las cosas y las cosas que ves cambiarán de forma. Mira que parte del “problema” te corresponde (tu mitad) y ponte manos a la obra para solucionarlo. El resto del problema no es tuyo.

Te va a sorprender ver como los problemas de “tu mitad” desaparecen…e incluso los de “la otra mitad”…por consecuencia.

Te deseo un gran día, dueño de ti y lo que te sucede. ! Cambia las perspectiva! .

Yo, aquí y ahora, contigo.

Comments are closed