Reflexión: Sí,…no, uff! es que dudo!

Woman thinking about something

¿Te has visto lamentándote alguna vez porque dudabas sobre algo?, suele pasar. Pero, ¿cómo puedo librarme de la duda?.

Para empezar no peleándote con ella ni contigo por sentirla sino mas bien aceptándola tanto a ella como a ti por dudar para a continuación sacarla de tus pensamientos. La duda es muy peligrosa, es como darle el timón de tu vida a un mal patrón…por no hablar de los que aprovechan la duda para no terminar de hacer nada, para no actuar.

Cuando dudas, no decides, cuando no decides no actúas, cuando no actúas te inmovilizas y cuando te inmovilizas te lamentas porque “nada cambia…!”. Se dice “como pienses, así serás” y efectivamente esto es así, no dejemos que nuestros pensamientos los gobierne la duda.

La duda se aprovecha de tus limitaciones y debilidades para  influir en tus decisiones y bloquearlas. Encima nos bombardean y bombardeamos con mensajes tipo “eso es imposible”, “acepta tus limitaciones”, etc… Actúa y líbrate de la duda tomando la decisión correcta en ese momento, ¿cuál es la decisión correcta? básate para tomarla en valores y emoción positivas (ética, amor, honestidad, generosidad, etc) y estarás en el buen camino.

A partir de ahí, sé coherente con tu decisión te diga lo que diga tu alrededor y tu interior…porque cuando vayas a ejecutar tu decisión tu “saboteador” te dará buenísimas razones que te harán dudar…pero ya tomaste una decisión basada en valores y emociones sanas, en un momento de calma y lucidez,  así que ahora actúa y no negocies, no dudes, simplemente hazlo.

Te deseo un gran día lleno de decisiones, llenas de emociones positivas.

Yo, aquí y ahora, contigo.

Comments are closed